Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

7 beneficios de vivir en casas de madera




 Vivir en casas de madera tiene importantes connotaciones positivas y presenta grandes beneficios como son el ahorro económico, una agradable estética visual y el poder disfrutar de un modo de vida que favorece la salud, el bienestar y los valores ecológicos.


Los beneficios de vivir en una casa de madera

A continuación os mostramos los beneficios de vivir en una casa de madera


  • La construcción en madera tiene ventajas económicas muy apreciables. Su coste resulta más bajo que el de las residencias de otros materiales. Por si fuera poco, el proceso de construcción es rapidísimo, pudiendo hacer vida en ella en pocos meses.
  • La madera es un genial aislante térmico que sirve como protección natural ante frío y calor, sobre todo ante alteraciones bruscas de la temperatura. La estructura propia de la madera, compuesta por multitud de células huecas, limita notablemente la conducción del calor. Por ende, supone una fuente de bienestar térmico, con los efectos ventajosos de sostener una temperatura constante. Minimiza el gasto de energía relativo a la calefacción en invierno o bien a la refrigeración en verano, suponiendo un ahorro esencial. Esa característica, unida a su capacidad para regular la humedad, resulta fundamental para la salud, contribuyendo a frenar enfermedades como la artrosis, reumatismo o problemas respiratorios.
  • Es también un material inmejorable como aislamiento acústico, por su elevada capacidad de reducción del tiempo de reverberación. Además proporciona tranquilidad  y relax a las personas, ayudando a concebir mejor el sueño y por ende a paliar los efectos negativos de insomnio.
  • La madera amortigua los impactos, reduciendo el peligro de lesiones en caídas. En lugares donde abundan personas de avanzada edad contribuye a reducir posibles fracturas en caderas o muñecas.
  • Como material de construcción, la madera se encuentra entre los materiales más resistentes y perdurables en el tiempo.
  • Vivir en este tipo de casas ofrece un componente ecológico substancial ya que se integra de manera perfecta en el entorno natural, respetando el medio ambiente. Además de esto, es un material renovable y no necesita de productos contaminantes para su edificación.
  • Las casas fabricadas en madera también son personalizables,  lo que brinda al comprador la posibilidad de aportar ideas para efectuar cambios y modificaciones, conforme a sus gustos.